Spanish English German

Manténgase al día con la información más actualizada

La píldora postcoital o píldora de la mañana siguiente

Prof. Dr. Pedro Acién

La contracepción de emergencia, píldora postcoital o píldora de la mañana siguiente, es la única forma de prevenir el embarazo tras un coito desprotegido o una violación, siendo ese por tanto su objetivo.

De todas formas, tomado de Van Look et al (1998) se señalan los siguientes diferentes motivos para considerar la contracepción postcoital:

  1. No se usó método contraceptivo cuando ocurrió el coito.
  2. El condón se desplazó, rompió o escurrió.
  3. Se insertó incorrectamente un diafragma o capuchón cervical, se salió durante el coito, se quitó muy pronto o se encontró fuera de sitio.
  4. Dejar de tomar una o más píldoras de anticonceptivo oral combinado al inicio o término del paquete, de manera que se prolongue el intervalo sin píldora más allá de 7 días.
  5. Pasar por alto una o más píldoras de minipíldora.
  6. Inserción o retiro inapropiado de un condón femenino.
  7. Colocación del pene entre el condón femenino y la pared vaginal.
  8. Error en la práctica del coito interrumpido o la abstinencia periódica.
  9. li>Expulsión total o parcial del DIU.
  10. Exposición a un posible teratógeno, como una vacuna de virus o un fármaco citotóxico.

Hay varios regímenes de contracepción de emergencia o píldora postcoital. El más clásico es el régimen de Yuspe (100 mcg de etinilestradiol-EE- + 1 mg de levonorgestrel, repetido en 12 horas), que podía hacerse tomando varias tabletas de anticonceptivo oral:

  1. de 50 mcg de EE (Neogynona®), 2 tabletas juntas repetidas a las 12 horas; o
  2. de 35 mcg de EE (Ovoplex 30/150® o Microgynon®), 4 tabletas juntas, repetidas a las 12 horas.

Pero más recientemente se ha introducido la píldora postcoital de progestágeno solo, con 0.75 mg de levonorgestrel, una sola dosis dentro de las 8-12 horas del coito, o una dosis de 0.75mg repetida en 12 horas, comenzando dentro de las 48 horas del coito. En España se han introducido dos preparados comerciales conteniendo esa dosis de levonorgestrel (Prostinor® y Norlevo®, 750 mcg por comprimido): dos comprimidos, para tomar el primero lo antes posible tras el coito (siempre antes de que trascurran 72 horas) y el segundo a las 12 horas. Y actualmente estos preparados vienen con un solo comprimido de doble dosis (1500 mcg) para tomar en una sola pastilla antes de las 72 horas.Este método parece más seguro y tienen menos efectos secundarios que el régimen de Yuspe con estrógenos, pero es mucho más caro.

El mecanismo de acción se desconoce con certeza pero podría ser mixto, incluyendo las alteraciones de la ovulación, las interferencias en el proceso de fertilización, las alteraciones en el transporte embrionario y las modificaciones endometriales que impedirían la implantación. Téngase en cuenta que la implantación en el útero no se produce antes de 7 días de la relación sexual fecundante. Y por otro lado, la píldora postcoital no interrumpe el embarazo, de manera que no puede considerarse como un método abortivo. Tiene una cierta tasa de fallos, superior a otros métodos contraceptivos, aparte de no prevenir las enfermedades de transmisión sexual, de manera que no debe ni puede ser usada como método contraceptivo habitual. Se debe usar solo para los motivos antes mencionados y a fin de evitar embarazos no deseados y consecuentemente abortos o interrupciones voluntarias del embarazo. Tras esa incidencia que le obligo a usar contracepción de emergencia, para el ciclo siguiente debería estar usando un método contraceptivo más seguro como la píldora combinada.

Pasadas más de 72 horas de la relación sexual, la contracepción de emergencia podría hacerse colocando un DIU; y pasados 7 días, administrando RU-486 o mifepristone, pero estos ya serían métodos abortivos.